Coaching ejecutivo


Según la International Coach Federation (ICF, 2006), el coaching es una relación profesional entre un coach y el cliente, que ayuda al cliente a producir resultados extraordinarios en su vida, carrera, negocios o empresa.

A través del proceso de coaching, el cliente profundiza en su aprendizaje, mejora su rendimiento y aumenta su calidad de vida. En cada reunión, el cliente elige el tema de conversación, al tiempo que el coach escucha y contribuye con observaciones y preguntas.

Esta interacción crea claridad y mueve al cliente hacia la acción. El coaching acelera el proceso del cliente a base de proporcionarle una visión más centrada y consciente de sus alternativas de elección. El coaching se centra en el momento presente de la situación del cliente, y en qué quiere hacer el cliente para obtener los que desea para el futuro.

El coaching está indicado cuando el cliente
  • quiere cambiar algo de sí mismo
  • quiere superar una dificultad determinada
  • se encuentra en un momento decisivo de su vida
  • desea conseguir la excelencia en lo que hace
  • tiene una idea que quiere convertir en realidad

Un proceso de coaching ayuda al cliente a
  • comprender sus verdaderos intereses y motivación
  • tomar conciencia de sus talentos y de cómo sacarles partido
  • tomar conciencia de sus limitaciones y de cómo superarlas
  • diseñar un plan de acción al que ceñirse para conseguir sus metas
  • pasar a la acción y transformar sus ideas en resultados tangibles
Comments